La restauración de Israel

RESTAURACIÓN DE ISRAEL

Al reseñar la guerra de Armagedón se dio cómo Dios juzga a los poderes gentiles del mundo y lleva a cabo su caída. La confederación norte será juzgada por Dios sobre los montes de Israel en la mitad del periodo de la tribulación. Hemos visto que los reyes del oriente y sus fuerzas y los ejércitos de la bestia serán destruidos en la segunda venida de Cristo a la tierra.

  1. I.Para que Israel será restaurado, tiene que ocurrir el segundo advenimiento.
  2. II.El segundo advenimiento  es un advenimiento “literal”. Para  que se cumpla las promesas  hechas en la palabra con respecto a su venida (Hch. 1:11), su advenimiento tiene que ser literal. Esto requiere el regreso corporal de  Cristo a la tierra.

III.                El segundo advenimiento es necesario. El gran cuerpo de profecías no cumplida hace absolutamente esencial el segundo advenimiento.

  1. IV.Se ha prometido que el mismo vendrá (Hch. 1:11); que los muertos oirán su voz (Jn. 5:28); que el ministrará a sus  siervos que velan (Lc. 11:37) que él vendrá a la tierra otra vez (Hch. 1:11) (al mismo monte de los Olivos donde ascendió Zac. 14:4), en la llama de fuego (2 Ts. 1:8), sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria (Mt. 24:30; 1 P. 1:7; 4:13), y se levantará sobre el polvo (Job. 19:25); que sus santos (la iglesia) vendrá con él (1 Ts. 3:13; Jud. 14); que todo ojo le verá (Ap.  1:7); que él destruirá al anticristo (2 Ts. 2:8); que él se sentará en su trono (mt. 25:31; Ap. 5:13); que serán reunidas el todas las naciones y las juzgara (Mt. 25:31) que él tendrá el trono (Jer. 235-6); que él tendrá un reino (Dn. 7:13-14); y reinará con sus santos (Dn. 7:18-27; Ap. 5:10); que todos los reyes y naciones le servirán a él (Sal. 72:11; Is. 49:6-7; Ap. 15:4); que los reinos llegarán a hacer su reino (Zac. 9:10; Ap. 11:15); que los pueblos se congregarán a él (Gn. 49:109; que a él se doblará toda rodilla (Is. 45:23); que vendrán para adorar al rey (Zac. 14:16; Sal. 86:9) que él edificará en Sión (Sal. 102:16); que su trono estará en Jerusalén (Jer. 3:17; Is. 33:20-21); que los apóstoles se sentarán doce tronos para juzgar a las doce tribus de Israel (Mt. 19:28); Lc. 22:28-30; que él regirá a todas las naciones (Sal. 2:8-9; Ap. 2:27); que él regirá con justicia y rectitud (Sal. 9:8); que el templo será reedificado en Jerusalén (Ez. 40:48), y su gloria vendrá al templo (z. 43:2-5; 44:4); y que la gloria del señor se manifestará (Is. 40:5).

Que el  desierto se convirtiera en campo fértil (Is. 32:15); que el desierto florecerá como la rosa (Is. 35:1-29; y su habitación será gloriosa (Is. 11:10). Todo el programa de los pactos de Dios con Israel, que aún no se ha cumplido, requiere el segundo advenimiento del Mesías a la tierra. El cumplimiento literal de la segunda venida de cristo hace que eso se cumpla.

  1. V.El segundo advenimiento será visible. Repetidas referencias de las escrituras establecen el hecho de que el segundo advenimiento será una manifestación completa y visible del hijo de Dios a la tierra (Hch. 1:11; Ap. 1:7; Mt. 24:30). Así como el hijo fue públicamente repudiado y rechazado. Él será públicamente presentado por Dios en el segundo advenimiento. Este advenimiento será asociado con la manifestación visible de gloria (Mt. 16:27; 25:31), por cuanto Dios glorificado en el cumplimiento  del juicio y la manifestación de la soberanía (Ap. 14:7; 19:1).

Las resurrecciones, relaciones con el segundo advenimiento

 

El antiguo testamento asociaba la esperanza de la resurrección con la esperanza Mesiánica del día del señor. En Daniel 12:2 se considera como un evento subsiguiente al tiempo del a angustia de Israel. En Isaías 26:19-21 se menciona en relación con la indignación. En el evangelio de Juan la resurrección se menciona como una esperanza con el día “postrero, o el día del señor (Jn. 11:24). Puesto que esto es verdad, es necesario considerar el segundo advenimiento en relación con el programa de la resurrección”